Comodoro Rivadavia - Chubut Argentina
"Capital del Viento"

Economía

8 de Septiembre Día Nacional en Argentina de la Agricultura

 


Una de las implicancias altamente relacionada a la voluntad y conciencia de los productores, pero no menos riesgosa para el medio ambiente, es el monocultivo.
En conmemoración de la instauración del primer asentamiento agrícola en Argentina a mediados del siglo XIX, se establece el día de la agricultura y el productor agropecuario a partir del año 1944.

La asignación se fundamenta en la fuerte incidencia que presenta la Agricultura en el desarrollo productivo y económico del país desde hace casi 150 años.

La Agricultura Nacional ha presentado ciertos vaivenes con el paso del tiempo, pero nunca ha dejado de representar una de las fuerzas impulsadoras característica de nuestras tierras.

Durante los primeros años de auge, la implementación de sistemas agrícolas fue sinónimo de innovación y renovación tecnológica, pero la actualidad presenta nuevas problemáticas que todavía no han sido tratadas adecuadamente.

Una de las implicancias altamente relacionada a la voluntad y conciencia de los productores, pero no menos riesgosa para el medio ambiente, es el monocultivo.

La saturación de tierras con un mismo espécimen debido solamente a causas de mayor rédito monetario, es una de las principales deficiencias de desarrollo sustentable, ya que todos los aspectos sociales, ambientales y económicos se ven afectados.

Son técnicas enfrascadas en la ganancia al corto plazo, sin previsión ni prevención ante algún tipo de eventualidad como ser variaciones de los intereses de mercado o aspectos netamente agrícolas como plagas mal controladas o sequías de excesiva extensión.

Por otro lado, los últimos avances tecnológicos no han podido satisfacer las grandiosas promesas que exclamaban. El uso de diferentes tipos de agroquímicos y la implementación de semillas genéticamente modificadas presentan controvertidas consecuencias que hasta el día de la fecha no han encontrado una respuesta adecuada.

Ambos métodos encuentran sus debilidades pasado el momento de su implementación, cuando los productos en los que se utilizó llegan al consumidor.

Cada vez existe un número mayor de casos e investigaciones que cuestionan la toxicidad de éstas técnicas sobre productos alimenticios, a tal punto que se están desarrollando biofertilizantes y controladores naturales de plagas, cuya principal ventaja es su actividad únicamente sobre el factor problemático; el inconveniente que presentan estas novedosas herramientas amigables con el ambiente se encuentra en su baja capacidad de almacenamiento, teniendo un promedio de vida media de 4 meses.

Queda en claro que cualquier método implementado en exceso, se convierte y abuso y, por más buena intensión que lo motive o innovación que lo diferencie, conlleva a una grave degradación de los suelos, que afecta particularmente a los sectores más postergados y desprotegidos de la sociedad.

Las técnicas de remediación siguen siendo altamente costosas, por lo que todas las políticas y medidas tomadas con una absoluta conciencia sustentable, es decir, equilibrando el desarrollo en todos sus aspectos constitutivos: sociales, económicos y ambientales, son fundamentales para el crecimiento de la Agricultura de nueva generación.  


Créditos:

 



 
Temas Relacionados
Economía
Página Principal