Comodoro Rivadavia - Chubut Argentina
"Capital del Viento"

Salud

Un joven de Comodoro desarrolla importantes trabajos científicos
 


Pablo Suárez (29) nació en Tucumán, pero vivió su adolescencia en Comodoro junto a su familia, compuesta por su hermano Daniel y su mamá Elvira.

Pablo Suárez (29) nació en Tucumán, pero vivió su adolescencia en Comodoro junto a su familia, compuesta por su hermano Daniel y su mamá Elvira.

Realizó sus estudios secundarios en Comodoro y recibió el título de Técnico en Química. En 1994 partió al norte para estudiar en la Universidad Nacional de Misiones la Licenciatura en Genética.

Su excelente desempeño le permitió acceder a una beca que lo llevó hasta la ciudad de Belem do Pará, en el Amazonas, Brasil.

Allí trabaja en el desarrollo de su tesis de maestría, dedicando su tiempo a estudiar el veneno que una especie de rana posee sobre su lomo, y que posee utilidades farmacológicas.

La misma es empleada por los aborígenes en el armado de las serbatanas.

Antes de concluir sus estudios de maestría, Suárez ya accedió por su desempeño a una beca que le permitirá desarrollar el doctorado.

«El sueño de todo biólogo es encontrar cosas nuevas», dice Pablo mientras diversifica su tarea entre el avance de su tesis y el acompañamiento en tareas de investigación de antropólogos y otros científicos en Brasil.

Hace una semana el diario Clarín dio cuenta de los avances de una de las investigaciones científicas que desarrolló Suárez durante su paso por Misiones.

Se trata del descubrimiento de una especie de ratón hasta ahora desconocido que habita en los campos del sur de Misiones.

Los principios de la investigación se realizaron con el análisis en el vómito de lechuzas y otras aves rapaces que se alimentan de roedores, hasta que finalmente dieron con la especie que fue denominada: Akodon «Phillip Myersi» (ratón de campo).
 


El aporte

El hallazgo de la nueva especie de ratones permitirá tener más información sobre los animales que transportan los virus de enfermedades mortíferas como la leptospirosis, el hantavirus o la fiebre hemorrágica.

Uno de los mayores indicadores es que el ratón Akadon convive con el ratón portador de estos virus, pero que sin embargo no se contagia.

La investigación sobre roedores fue dirigida por el doctor en Ciencias Naturales Ulyses Pardiñas -investigador del Conicet-, y su equipo interdisciplinario estuvo integrado por Guillermo DElía, de la Universidad de la República de Montevideo; Pablo Suárez, citogenetista de la Universidad Nacional de Misiones; Sebastián Cirignoli, de la Universidad de La Plata; e Ismael Mora, naturalista de Paraguay.

La información sobre este roedor servirá como insumo para otros estudios e investigadores que se dedican a analizar otros aspectos de la biología y del tipo de enfermedades que podría transmitir el Akodon.

«Lo único que hicimos nosotros fue describir la especie, pero no sabemos qué come, cuál es su distribución geográfica, qué número de camadas tiene al año o cuál es su status de conservación; si está en peligro de extinción o qué enfermedades transmite», dijo Pardiñas.

Pablo Suárez trabaja en Brasil y el descubrimiento es en este momento uno más de los tantos que pretende lograr en su vida como investigador.
 


Créditos:

  • Publicado en el Diario El Patagónico (23/06/05)
  •  



       
    Temas Relacionados
    Página Principal